Alicia Aradilla

Socióloga especializada en Felicidad en la empresa.

Consultora y formadora en el área de RRHH como profesional autónoma.

Ha destilado su experiencia personal, profesional y formación académica en la creación del método Suéñate©.

 

 


Hija de un tratante de ganados extremeño, que jamás firmó un contrato en papel, porque lo hacía con su palabra “de honor” en un apretón de manos y de una ama de casa, que utilizaba el silencio, cual experta coach. Hoy, ser mujer autónoma, madre, conferenciante, empresaria y socióloga de tendencia socio construccionista especializada en Felicidad en la empresa es el mejor reconocimiento que puedo hacer a mis orígenes.

Después de esta lectura es posible que usted se sienta en una posición un tanto dual respecto a mis servicios profesionales. ¿Felicidad en la empresa?, se dirá. Tome la decisión que tome, vívala como la mejor opción para usted y sus necesidades, y a la vez, permítame recordarle la capacidad que tenemos para generar posibilidades nuevas y superar las dualidades.

Alicia Aradilla. Junio del 2.010

* * *

Nací en el 1969 en Zafra (Badajoz) con la pretensión por parte de mis padres de que les cuidara. Así que fue un regalo de la naturaleza que naciera niña. Niña rebelde fue un imprevisto complicado.

A los 18 años tuve un accidente de tráfico, que me retuvo varios meses en cama, desde allí aprendí cosas interesantes, como reordenar la tabla de valores, conectar con personas de la tercera edad o humildad pero no tuve tiempo de aprender otras, así que mi nota de corte para la universidad bajó en picado.

Inicié Empresariales en Madrid para contentar a mi familia y lo abandoné para contentarme a mí.

A los 20 años me trasladé a vivir a Cataluña independizada de mi familia. Diseñé mi vida como yo la quería, como la soñaba desde la impetuosidad de la juventud. Descubrí que hablar catalán inmediatamente me facilitaba de manera extraordinaria la integración,  introducirme en cualquier círculo y un montón de ventajas más,  así que comencé a practicar el idioma a la semana de llegar con el perro que convivía, con  LLoll Beltran y Pujol en TV3.

Me inicié profesionalmente como comercial, vendiendo seguros y libros a puerta fría, tarea que recuerdo muy fácil, cuando años después comercializo algún proyecto social y la puerta fría no la abre ni la Responsabilidad Social Corporativa.

A los 21 años entré en el sector sanitario de pequeños animales como auxiliar de clínica. Sector en el que me he especializado como empresaria, formadora  y conferenciante.

En general he desordenado las etapas vitales, me incorporé muy joven al mundo laboral y a la maternidad. Cuando mi hija mayor inició 1º de primaria, yo inicié 1º de Sociología. Uno de los paralelismos más importantes y bellos de mi vida.

A los 32 años, era madre de 2 hijas, empresaria, y universitaria.  Nunca he predicado a mis hijas el discurso de lo importante que es estudiar,  desear los deseos y soñar  los sueños. No hizo falta, lo han vivido en propia piel.

Después de la carrera vinieron varias formaciones de masters, formaciones transversales…

Cerrada esta etapa  decidí convertirme en saltarina de mundos, así que delegué la gerencia de nuestra empresa central para crear otras. Salí de mi empresa para acompañar y ayudar a otras personas en las suyas, a través de la formación, la consultoría, el coaching, la PNL y la conflictología, todo ello bajo preceptos Apreciativos con el propósito de dar presencia real al valor de la Felicidad en entornos laborales.

Ahora salto en mundos, a veces similares, otras veces, excesivamente dispares. En todos ellos pongo los mismos ingredientes: profesionalización, especialización, ganas, ilusión, creatividad y humor. Esto me lleva a trabajar de manera muy selectiva sólo en aquellos proyectos en los que creo que yo y el proyecto aportamos además de beneficios económicos, beneficios sociales. No sólo quiero dejar un mundo mejor al que encontré, sino que quiero vivir en un mundo mejor hoy.

Aunque esta trayectoria puede interpretarse como suerte, es en realidad el fruto de muchos años de sueños y esfuerzo. De manera resumida y como dirían mis hijas “de currármelo mucho”.

Absolutamente orientada a sentirme Feliz, no dudo en caminar cuesta arriba en la vida cuando vale la pena hacerlo.

Muy agradecida del tiempo y la atención dedicados a conocerme.

 

Descargar Curriculum Vitae de Alicia Aradilla